Está en: Servicios | Gestión de Carteras
Gestión discrecional de Carteras

Qué es

La Gestión discrecional e individualizada de carteras es un servicio de inversión por el cual el cliente mediante la firma de un contrato autoriza a la Agencia a gestionar su patrimonio en su nombre. URSUS­3 CAPITAL, AV, S.A por su parte se compromete a gestionar profesional, fiel y responsablemente el patrimonio puesto a su disposición por el cliente con el objetivo de maximizar su rentabilidad en base a un perfil de riesgo preestablecido; para ello se analizan las circunstancias personales del cliente, su situación vital, su patrimonio, sus preferencias y sus necesidades económicas (cuestionario Mifid – Test de idoneidad). A partir de este exhaustivo análisis se diseña una propuesta de inversión adaptada a unos objetivos previamente definidos.

Características y ventajas

  • Globalidad y Diversidad. La gestión discrecional de carteras es un servicio global que permite al cliente acceder a una gran diversidad de activos financieros en cualquier mercado, divisa o país que deseen de una forma sencilla, cómoda y segura.
  • Profesionalidad. El patrimonio está gestionado por un equipo de profesionales altamente cualificados con una clara orientación hacia las necesidades y preferencias de los clientes.
  • Seguridad. La diversificación de activos, los controles periódicos, la fijación de objetivos y límites y sobre todo, la amplia experiencia del equipo gestor, permiten alcanzar un elevado grado de seguridad en las inversiones realizadas en nombre de los clientes. 
  • Confidencialidad. La información y los datos relativos al patrimonio de nuestros clientes se mantendrá con la más estricta confidencialidad, siendo únicamente suministrada tanto al propio cliente como a aquellas personas a las que él directamente autorice.

Instrumentos y activos financieros susceptibles de ser contratados

Los gestores en el desarrollo de sus funciones, estarán facultados y debidamente autorizados por el cliente, mediante la firma del contrato, para adquirir en su nombre una parte o la totalidad de los siguientes activos financieros en función del modelo o estilo de gestión elegido y del perfil de riesgo establecido.

  • Renta Fija. Deuda pública y bonos soberanos, deuda corporativa ordinaria, subordinada, High Yield, estructurada, etc.
  • Renta variable. Acciones ordinarias, acciones preferentes, préstamo de títulos, ADR, ADS, etc.
  • Activos monetarios. Repo, Depósitos, pagarés, etc.
  • IICs (Instituciones de Inversión colectiva). SICAVS y Fondos de inversión clásicos, fondos de fondos IICS de Inversión libre (SIL y FIL).
  • ETFs o Fondos cotizados. Fondos índice sobre diversos tipos de activos.
  • Productos estructurados. Derivados OTC, estructuras a medida sobre diversos subyacentes, etc
  • Instrumentos derivados. Futuros y opciones de mercados organizados, Warrants, instrumentos financieros derivados para la transferencia de riesgo de crédito (Total return Swaps, Asset Swaps, otros instrumentos financieros derivados relacionados con valores, divisas, tipos de interés, materias primas, Credit Default Swaps, Contratos financieros por diferencias (CFDs), etc.
  • Planes de Pensiones. Del sistema individual y las entidades de Previsión Social Voluntaria, tal y como aparecen definidos en la legislación vigente de Planes Fondos de Pensiones y de la Entidades de Previsión Social voluntaria.
  • Participaciones de Sociedades de Responsabilidad Limitada.

Metodología

Conocer los objetivos de inversión del cliente en función de variables tales como las necesidades del inversor y la personalidad del inversor. El estudio de estas dos variables determinará el objetivo de la inversión que se basará en:

  • Optimizar el binomio Riesgo/Rentabilidad.
  • Delimitar el horizonte temporal de la inversión.
  • Saber el nivel de liquidez que se desea.

Se trata de conseguir una cartera que maximice la utilidad del inversor, es decir crear una cartera con la que el inversor se encuentre a gusto tanto por la rentabilidad esperada que ofrece como por el nivel de riesgo que está soportando.

Tácticas y estrategias de selección de activos. La agencia implementará tácticas y estrategias que permitan conseguir los objetivos de inversión en base a una Gestión activa que aproveche las oportunidades que puedan darse en el mercado. La estrategia se basará en una asignación táctica que requiere de un seguimiento constante de la cartera para poder detectar y aprovechar las oportunidades que se vayan presentando.

Seguimiento. 

  • De las condiciones de mercado, de la distribución de los activos y de los criterios que se tomarán para comprar o vender activos.
  • De la evolución de las carteras y el cumplimiento de las restricciones de los clientes.